lunes, 27 de junio de 2022

Falcon

Llevamos un rato dentro del avión en la pista del aeropuerto de Granada, pero aún no despega. El piloto está esperando la autorización de la torre de control. Miro por la ventanilla y veo el avión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha echado el resto en la campaña electoral andaluza con escaso éxito. ¿Es el Falcon realmente? El aeroplano, pequeño, de color blanco y marrón y con la bandera de España, tiene pinta de halcón. En las fotografías que he visto, sin embargo, aparece un avión con una línea roja, y el membrete “Reino de España”? Pero, en la distancia, no logro leer nada. ¿Habrá cambiado de avión? O peor, ¿ya no seremos un reino? Me imagino a Pedro Sánchez dentro del aparato, con las gafas de sol puestas, pensando en J. F. K. o en Barack Obama –con el que fue volando a fotografiarse a Málaga-, mirando por la ventanilla, como yo. ¿Será capaz de verme? Los demás pasajeros no se dan cuenta de que viven un momento histórico: su vuelo sale con retraso porque deben esperar a que despegue antes el de nuestro líder carismático. “Hay mucha densidad de tráfico aéreo”, dice el piloto para explicar el retraso. Qué chiste, si estamos en el aeropuerto de Granada y sólo se ve en la pista, además del Falcon, a algún halcón de carne y hueso de los que se utilizan para despejar de aves el cielo. Pero en esto que, salido de la nada, despega un caza del ejército que irá de escolta, y acto seguido despega el avión que imagino es el del presidente. Porque si no, ¿de quién es ese avión con la bandera de España al que acompaña un caza? Quizá haya visto demasiadas películas de James Bond, pero pienso en múltiples conspiraciones internacionales, nacionales, autonómicas e incluso locales que tienen como epicentro el aeropuerto de Granada, desde donde no viajan millones de viajeros, sino políticos y diplomáticos de incógnito. Ostras, ¿habrá decidido el rey emérito volver a España por Granada? Ah, no, hubiera utilizado un jet privado, como hizo para viajar a Vigo. En fin, qué misterio. ¿Cuánto costarán los vuelos de esos dos aviones de la fuerza aérea española? Si la gasolina está por las nubes, ¿lo estará también el queroseno? ¿Le afectará la rebaja del IVA? Cuando por fin aterrizamos en destino, quito el modo avión del móvil y busco titulares del tipo “la foto irrefutable del Falcon de Pedro Sánchez aparcado en Chauchina”. Los viajes políticos son un sueño.

IDEAL (La Cerradura), 26/06/2022

lunes, 20 de junio de 2022

Capitales

No debería ser noticia la ampliación y el crecimiento en pasajeros del aeropuerto de Granada, que ha cumplido cincuenta años, pero la relación de esta provincia con el transporte es un misterio sin resolver, pues nadie se explica que la ciudad con el monumento más visitado de España continúe tan mal comunicada. Las noticias sobre las nuevas líneas de avión, de tren o las autovías vuelven a repetirse en un eterno retorno, pero no cambia la predisposición al aislamiento de una ciudad que en ciertas facetas parece más bien ensimismamiento, conformismo, ausencia de iniciativas. Si pensamos en términos políticos, si algo ha significado el gobierno de Juanma Moreno en la Junta de Andalucía ha sido el cambio del eje de influencia político y geográfico andaluz, que ha pasado de Sevilla a Málaga, quizá porque en esta ciudad se ha seguido el ejemplo de su alcalde Francisco de la Torre, de cuyo pragmatismo Elías Bendodo y el presidente de la Junta han tomado buena nota. Se trata de algo más que ideología, y por eso los mensajes que en la campaña electoral tratan de despertar el miedo al azul o al rojo tienen poca transcendencia. Según el CIS, Juanma Moreno es actualmente el líder político más valorado en Andalucía, y todo parece indicar que presidirá la Junta durante otros cuatro años en mejor o peor compañía según sea el número de escaños que obtenga el PP. En términos político-futbolísticos, sólo falta que el Málaga ascienda y desbanque al Betis y al Sevilla. ¡Ay, el Granada! ¿Estará la política ligada al fútbol? ¿Un Granada de segunda implica un ayuntamiento de segunda y una ciudad en la división de plata? La gente sufre de verdad con su equipo, y como quien mira el horóscopo para decidir cómo va a sentirse durante la semana, hay aficionados que asocian su suerte a la clasificación del club en la tabla, que en el caso del Granada CF ha pasado de aspirar al mantenimiento de la categoría al hundimiento en la última jornada. Yo creo que es porque el club no es granadino, sino chino. O lo es la empresa propietaria, Wuhan DDMC Football Club Management Co., Ltd., y su presidente, Rentao Yi. ¿Se puede volar desde el aeropuerto de Granada a Wuhan? ¿Cómo viene a nuestra ciudad este hombre? ¿Tiene una avioneta privada? Menos mal que ahora podemos elegir entre viajar en tren o en autobús a Málaga, que quizá termine siendo la capital política andaluza. La cultural, que no futbolística, podría serlo Granada.

IDEAL (La Cerradura), 19/06/2022

lunes, 13 de junio de 2022

Rentas

Pues resulta que después de tanta tralla mediática, la AEAT sólo ha reprochado al rey emérito el impago del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por el regalo de tres escopetas de caza. Valían más de 100.000 euros, eso sí, pero como la cuota ascendía a poco más de 30.000, no hay delito fiscal, sino “sólo” una sanción tributaria. Peccata minuta para don Juan Carlos, que se ve que tiene amigos hasta en el infierno. Aunque, éste en concreto, Álvaro de Orleans-Borbón, al parecer es su primo (y su testaferro, y su hombre de paja...), y reside en Mónaco. Pero el empresario mejicano Allen Sanginés-Krause le dio al emérito 900.000 euros, y la fundación Zagatka, también fundada por Álvaro de Orleans, hombre desprendido donde los haya, le pagó vuelos y viajes por valor de 4.416.757,46 euros. ¡Qué alegría! Todo ha sido regularizado ante los funcionarios de la AEAT, donde quizá haya alguien preocupado por la declaración que usted ha hecho este año, sudando la gota gorda y contando cada céntimo, pues es una operación tan delicada como desactivar una bomba, en este caso la bomba fiscal, que se van pasando nuestros políticos de mano en mano antes de que explote como una nueva reforma del sistema tributario. ¿Pagarán por fin las rentas más altas sin que ningún hacendado se rasgue las vestiduras? El principio de capacidad económica debe de estar en la Constitución para algo, pero aquí en España se lleva más contribuir según la cara dura, que suele tener la forma de sociedad anónima con domicilio en un paraíso fiscal. ¡Oh, madre Hacienda, líbranos de los territorios “offshore”! Si así fuera, lo mismo desaparecerían las clases nobiliarias y empresariales occidentales y todo sería clase media, para variar. Sin embargo, como ilustra el libro blanco para la reforma tributaria, las desigualdades en el reparto de riqueza han aumentado en nuestro país, con un empobrecimiento de la renta neta de los hogares. Es decir, que los ricos son más ricos y los pobres aún más pobres, nada que no ocurriera antes. Sólo los que tienen dinero lo desprecian o lo confunden con los malos sentimientos. En fin, que estamos en plena campaña de la renta y contribuimos con alegría, casi tanta como mostró el rey emérito en su reciente visita a España. Quién nos iba a decir que la monarquía española quedaría reducida a una declaración del IRPF. Anoche, entre películas Marvel y tragedias futbolísticas, visualicé la muerte del capitán AEAT. Eso sí que sería una hecatombe para la Hacienda pública.

IDEAL (La Cerradura), 12/06/2022

lunes, 6 de junio de 2022

Regímenes

No sé si Andalucía puede convertirse “en otro régimen, pero de derechas”, como señala el candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta, Juan Marín, pero llama la atención que lo diga él, que ha gobernado cuatro años con la derecha. Si nuestra democracia es un régimen será por la actuación de nuestros políticos, que cuando están en campaña electoral se enredan con el lenguaje en busca de eslóganes facilones y de poco bagaje intelectual. Juanma Moreno tiene ganas de comerse el mundo, Juan Espadas se siente llamado por Andalucía, Macarena Olona quiere cambiar el rumbo de España, Teresa Rodríguez reivindica el andalucismo como una seña de identidad e Inmaculada Nieto nos insta a levantar la cabeza para liderar el bloque de progreso. Para regímenes, los votantes ya tienen que apretarse bastante el cinturón, con la energía y una cesta de la compra disparadas, inventando nuevas recetas culinarias aunque tengan que mezclar diariamente los mismos ingredientes básicos, y acaso algunos privilegiados piensen en hacer dieta para estar de buen ver en la playa este verano. Los candidatos ganarían mucho si dejasen a un lado los conceptos abstractos y se centraran en cuestiones concretas, palabras sencillas pero con mucho peso como recibos, facturas, hipotecas, pensiones, salario, paro e incluso euríbor. Pero nuestros partidos políticos aspiran a ampliar su poder territorial, como si de una campaña bélica se tratase, y Alberto Feijóo y Pedro Sánchez vienen a Andalucía a apoyar a sus candidatos porque creen que este es el round previo a las elecciones generales. Según el CIS, Juanma Moreno ganaría las autonómicas y el PP obtendría el 35,6% de los votos y entre 47 y 49 diputados en el Parlamento andaluz, frente al 25,2% del PSOE, que sólo obtendría entre 32 y 36 escaños; unos resultados que serían similares en el ámbito nacional, con Vox como tercera fuerza política en ambos casos. ¿Se creerá esos pronósticos el director de CIS, José Félix Tezanos? Cuando escucho las encuestas de este organismo, me acuerdo de los augures romanos. ¿Adivinarán la intención de los votantes interpretando las señales del cielo, el vuelo de los pájaros, escarbando en los intestinos de algún animal muerto? No. Son más fiables las estadísticas, los algoritmos y las pantallas, analizar los recorridos de los ciudadanos con el localizador. Los resultados de las elecciones andaluzas están ya apuntados en nuestros teléfonos móviles. Diestros o zurdos, manejarlos es lo más parecido a vivir en un régimen de derechas o de izquierdas. Un trabajo de domesticación, adiestramiento y doma tecnológica.

IDEAL (La Cerradura), 5/06/2022

lunes, 30 de mayo de 2022

Andaluces

No sé si ser andaluz depende del empadronamiento, pero sí sé que vivir en Salobreña imprime un carácter especial, que tiene que ver con la brisa del Mediterráneo, largos paseos hasta el Guadalfeo, e incluso un salto al agua desde el peñón para los más intrépidos. La política debe de ser también así, asomarse al vacío, vencer el miedo y tener la determinación de lanzarte, aunque nunca estés seguro de lo que te encontrarás abajo. Porque hay que bajar al ruedo, mezclarse con la gente, escuchar y aprender. Nuestros problemas son básicos, y nos gustaría que en las campañas electorales hubiera menos palabras gruesas. Puestos a elegir, yo me habría empadronado también en Salobreña, como Macarena Olona. Quién quiere Málaga o Sevilla o Jerez de la Frontera teniendo un pueblo que se desliza desde el castillo a la Costa Tropical como si realizaras un viaje en el tiempo para zambullirte en la actualidad. “Salobreña, monte sin leña, mar sin pescao…” Y ya no me acuerdo de qué más decían. Pero no creo que a nuestros políticos haya que hacerles un examen de cultura general. ¿Qué más da donde vivan? Macarena Olona ha denunciado a la alcaldesa de su nuevo pueblo por querer sacarla del padrón, lo que parece un rifirrafe entre vecinos. “La alcaldesa tiene cara de condenada”, ha dicho. ¿Cómo se puede tener esa cara? Según la candidata de Vox, lo que ha hecho la alcaldesa es “prostituir las instituciones y las potestades públicas municipales”, algo muy parecido a lo que le dijo hace poco a la presidenta del Congreso. Con amigas así, ¿quién necesita enemigos? Deberían disfrutar la playa y de unos espetos de sardinas. En el restaurante el Peñón o en la Bahía se come divinamente. ¿Llegará a celebrar allí Macarena de España ser la nueva presidenta de la Junta? Según los sondeos, Andalucía se está haciendo de derechas, aunque hasta hace poco esto fuera poco más que una herejía. ¡Andaluces, levantaos! “La bandera blanca y verde vuelve, tras siglos de guerra, a decir paz y esperanza, bajo el sol de nuestra tierra”. Es que se me saltan las lágrimas. La gente confunde el padrón con la residencia fiscal, y hay quien vive en Andalucía como si lo hiciera en un paraíso, Gibraltar, las Islas Caimanes, Hong Kong, Santa Lucía o Antigua y Barbuda. ¿Quién nos representará realmente en las elecciones? “¡Sea por Andalucía libre, España y la humanidad!” Empadronarse puede ser también un acto de fe. Qué alegría debe dar poder vivir en Salobreña.

IDEAL (La Cerradura), 29/05/2022

lunes, 23 de mayo de 2022

Extraterrestres

Pues estábamos discutiendo si España es un Estado plurinacional o no (el andaluz Elías Bendodo ha querido reivindicar de nuevo el café para todos) y llega Estados Unidos y reconoce 144 encuentros con ovnis entre 2004 y 2021. ¿What? “Los avistamientos son frecuentes y continuos”, ha declarado en el Senado americano el subdirector de la Inteligencia Naval, Scott W. Bray. Ya tenemos otro enemigo para Putin. La que se va a liar. Pensábamos que no iba a haber más guerras en el siglo XXI y ahora nos encaminamos a una batalla intergaláctica. Se van a volver locos los frikis de La Guerra de las Galaxias y Star Trek. Los alienígenas ya están frotándose las manos con los recursos de la Tierra. Mientras aquí invertimos en bitcoins o en repúblicas independientes, ellos van planeando el reparto del uranio, el agua y hasta de los seres vivos. “Tenemos que darnos prisa”, se dicen en el planeta Q4, “antes de que se autodestruyan”. Por lo que dejarán de esconderse para declarar sus intenciones dentro de poco. Aunque hay otra posibilidad inquietante, apuntada ya por muchos autores de ciencia ficción: los extraterrestres llevan años con nosotros. De hecho, nos acompañan desde el principio, y sus orígenes pueden rastrearse en todas las antiguas civilizaciones. Es más, si usted traza una línea planetaria desde su cocina (templo familiar de cualquier casa) que abarque los grandes monumentos de la humanidad, desde las pirámides a la catedral de Granada, descubrirá que en realidad está dibujando una cara alienígena: nuestra propia fisonomía. “No hacemos conjeturas sobre su origen”, ha dicho Bray. Ni falta que hace. Fíjese en los programas de los partidos políticos para la campaña andaluza, por ejemplo. O en los pronósticos optimistas sobre la evolución de los precios de la energía cuando usted se acerca a la gasolinera y comprueba que el litro ya vale 2 euros. ¿Un ovni? O en cómo hacemos honores al emir de Qatar para que nos venda el gas que no nos dará Putin, que es como cambiar a un sátrapa por otro, pues nos da igual que ignoren los derechos humanos. Espero que, huyendo de algunos terrícolas españoles, el rey Felipe no tenga que exiliarse al país vecino de la residencia actual de su padre, el rey emérito Juan Carlos. ¿Hay suficientes países árabes y productores de petróleo para acoger a todos los presidentes o presidentas de nuestras múltiples nacionalidades? Estamos deseando que vengan de verdad los extraterrestres. Aunque sólo sea para que estos interesantes encuentros diplomáticos se produzcan en la tercera fase.

IDEAL (La Cerradura), 22/05/2022

lunes, 16 de mayo de 2022

Teléfonos

Perdí el móvil y la identidad durante unas horas. No tenía contactos, no podía hablar con nadie, sentí pánico. Pero solo al principio. Después, me di cuenta de que era libre de Pegasus y el CNI. Sin nadie que nos llame o nos escriba no sabemos quiénes somos. ¿Cómo podíamos vivir sin teléfono? Sin teléfonos no habría espías, ni CNI, ni quizá Gobierno. ERC no apoya ya a Pedro Sánchez, ni tampoco Podemos, aunque también gobierne. Pero cuentan que el Gobierno podría caer por las escuchas ilegales, aunque al parecer también han espiado al presidente. ¿Qué sabe Marruecos? Me imagino a Mohamed partiéndose de risa al cotillear los WhatsApp de Sánchez. Fíjate lo que dice, ji, ji, ji. Los teléfonos nos dan libertad, pero también nos la quitan, y es como si llevásemos un espía en el bolsillo. Sabe adónde vamos, con quién nos reunimos, cuántos pasos damos durante el día. La gente mira la realidad a través del móvil, y el gesto más cotidiano tiene forma de pantalla. ¿Quién eres? La destitución de la directora del CNI es una chapuza, aunque la ministra de Defensa, Margarita Robles, le quite hierro. ¿No es obligación de los espías saber lo que se cuece en Cataluña? ¿No había autorización judicial? En la Comisión de Secretos Oficiales debe hablarse claro, aunque ERC y Bildu no crean en el Estado español. Con esos amigos quién necesita enemigos. Quizá por eso, el Gobierno va a reforzar las capacidades del CNI “para evitar las brechas de seguridad que hemos conocido en los últimos días”, según ha explicado el ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños. En la prensa se ha recordado mucho a Mortadelo y Filemón y a la TIA, que es la versión española de la CIA, pero los espías de hoy no se disfrazan, sino que utilizan también el móvil, donde repasan las llamadas y los mensajes de políticos y empresarios, que no deben ser muy distintos a los del ciudadano medio. Pero hay que tener vocación para ser cotilla. Guardar y contar los secretos de los demás debe de ser divertido. Uno sabe cómo empieza, pero no cómo acaba. Yo, mientras escribo, tengo la impresión de que es otra persona la que va escribiendo mis palabras, y que sabe mucho más que yo de mí. ¿Será del CNI? ¿Seremos todos del CNI? Como diría Miguel Iceta, gánales, Pedro. O mejor, llámales. El futuro de España depende de una llamada telefónica. No sé a quién, pero llama, Pedro. Llama.

IDEAL (La Cerradura), 15/05/2022