lunes, 15 de julio de 2024

Eurófobos

La gente suele confundir el fútbol con la política, pero no sé si después de la alianza de Santiago Abascal con Viktor Orbán y Vladímir Putin los votantes de Vox pueden seguir apoyando a la selección española de fútbol, que espero gane hoy la Eurocopa, y cuya mayor estrella, Lamine Yamal, es un chaval de 17 años recién cumplidos hijo de inmigrantes: Mounir Nasraoui (Marruecos) y Sheila Ebana (Guinea Ecuatorial). Porque, aunque no se diga abiertamente, España y Rusia están en guerra, aunque muchos ciudadanos rusos sigan veraneando en la Costa del Sol y sus hijos estudiando en las universidades españolas. Nuestros dirigentes, amantes de lo políticamente correcto, dirán que esto no es cierto, aunque estén apoyando económica y militarmente a Ucrania (pregúntenselo a Putin), algo que es imprescindible, por otra parte, y que hay que explicar abiertamente a los ciudadanos, que saben posicionarse cuando hace falta. De hecho, una de las mejores noticias políticas que hemos tenido últimamente es que los votantes le han parado los pies a la extrema derecha en Francia, país vecino y amigo, aunque los hayamos eliminado en las semifinales del campeonato. ¡Menudo golazo de Lamine Yamal! ¡Vivan tu padre y tu madre! ¡Vivan Marruecos y Guinea Ecuatorial! Espero que el chaval no decida declararse hoy en huelga en la final contra Inglaterra al ver el enfrentamiento entre el PP, Vox y el PSOE y las comunidades autónomas respectivas por el reparto de los menas, esos seres humanos que parecen ser sólo números en el debate político de nuestros partidos, que vuelven a mostrar poco sentido de Estado. Lamine podía ser un mena, pero se ha criado en el barrio de Rocafonda, en Mataró, que tiene 11.000 habitantes censados, de los que 2.000 son niños cuyos padres emigraron de África. Y son catalanes, a pesar de lo que diría Jordi Pujol (a Josep Borrell le dijo que había nacido en Cataluña, pero que no era catalán), y son españoles, a pesar de lo que dirían algunos nacionalistas catalanes y algunos nacionalistas españoles. ¡Qué suerte fichar por el FC Barcelona! Ojalá los conflictos nacionales e internacionales se solucionaran en un campo de fútbol, como pedía el coronel alemán interpretado por el añorado Max von Sydow en la película “Evasión o victoria”. Pero, ya que esto no es posible, los ciudadanos pueden tomar decisiones votando, que es el modo más eficaz de ejercer nuestros derechos y libertades. Y también, por supuesto, si hoy mete al menos un gol Lamine Yamal y nos proclamamos campeones de Europa.

IDEAL (La Cerradura), 14/07/2024

lunes, 8 de julio de 2024

Públicos y púbicos

La gente celebra la mayor oferta de empleo público de la historia: más de 40.000 plazas con las que el Gobierno de Pedro Sánchez pretende acallar la mala conciencia. Frente al estupor, la maravilla de cargos públicos y funcionarios de administraciones que se superponen en la prestación de servicios esenciales, lo que no redunda sin embargo en su eficiencia. “Vuelva usted mañana” o “se ha ido a desayunar” son las frases más celebradas en las oficinas públicas, aunque haya que pedir cita previa. ¡Qué sería del barrio de los Pajaritos sin funcionarios ni abogados! Uno puede ir a la Seguridad Social y descubrir que de debajo de la mesa que te ha tocado sale un sospechoso tufo a pescado. ¡Hay que aprovechar los descansos para hacer la compra! El pan no se nota y es lo primero que se adquiere, pues a las diez de la mañana ya no queda integral: pan de semillas, de centeno, de espelta, de trigo sarraceno… Los empleados públicos conocen bien los beneficios para la microbiota de la fibra, pues se pasan demasiado tiempo sentados frente al ordenador. Y hablando de ordenadores, no sé si dentro de la oferta de empleo público figuran informáticos para controlar “el pajaporte”, que es como se conoce en las redes sociales al pasaporte digital que quiere imponer el Gobierno para controlar el acceso de los jóvenes al porno en Internet. Cada adulto que quiera acceder a esos contenidos calenturientos deberá descargarse en su móvil la app Cartera Digital, que controlará la edad del usuario y limitará los accesos a las webs pornográficas a 30 mensuales. ¿Sólo 30? Torrente diría que nuestros adolescentes se matan a pajillas, pero los expertos sabrán. El ministro José Luis Escrivá, después de haber reformado las pensiones y estudiado por tanto las costumbres de la edad dorada, ahora tiene que vivir en un mundo de hormonas disparadas. Da pena reírse de cosas tan sensatas, aunque andan nuestros adolescentes descojonados de risa, pues les podrían explicar al ministro y a sus técnicos lo fácil que es saltarse cualquier control en la red. ¿Van a controlar todas las webs porno del mundo? ¿Van a prohibir las conexiones VPN? ¿Y qué pasa con los datos personales de los usuarios? Quizá sean cosas que no tengan nada que ver y no puedan mezclarse las ofertas de empleo público con la pornografía. Y tampoco hay que ser mal pensado y acordarnos de “1984” y del control de las costumbres de los ciudadanos. Pero, a veces, el paternalismo gubernamental resulta pornográfico.

IDEAL (La Cerradura), 7/07/2024

lunes, 1 de julio de 2024

Relatos

La obsesión de nuestros políticos por “el relato” revela que creen protagonizar una serie de Netflix en vez de gobernar instituciones democráticas. Y pudiera hacernos gracia esa confusión entre ficción y realidad si no tuviera consecuencias para el Estado y la vida de los ciudadanos. Sin embargo, las ficciones suelen quedar empequeñecidas por la realidad cuando no la transcienden, y uno suele aprender más leyendo las noticias de sucesos que viendo “El irlandés”. Las vendettas se practican en el área metropolitana, como contaban Carlos Morán y Laura Velasco en IDEAL. Según la información, la mafia italiana cometió un asesinato en Granada el 21 de noviembre de 2023. Un vecino de 42 años fue abatido a tiros en Alhendín junto a la casa en la que se había ocultado huyendo de los mafiosos que habían firmado su sentencia de muerte. La Società Foggiana lo culpaba de que hubieran salido mal dos operaciones de tráfico de drogas, por lo que el jefe del clan, Marco Raduano, y su lugarteniente, Gianluigi Troiano, se establecieron en Granada para ejecutar personalmente a la víctima y luego huyeron en un coche que fue encontrado calcinado en las Gabias. Meses más tarde, en febrero de 2024, la Guardia Civil detuvo a Troiano en Otura y la policía francesa a Raduano en Córcega. ¡Ése sí es un relato! Y no el que cuentan el PSOE y el PP sobre la renovación del Consejo del Poder Judicial después de cinco años, de lo que parecen no estar orgullosos. La verdad oculta dentro del relato periodístico es quién dio el soplo a la policía, porque pudiste ver al asesino cuando comprabas el pan o el periódico. En el relato político no hay más verdad oculta que la miseria intelectual que vemos todos los días. Qué daño ha hecho el “storytelling” y la confusión de los principios del derecho con los del marketing. No se trata de reformar las leyes, sino de contar cómo hemos reformado las leyes, como si no pudiéramos salir de dudas acudiendo al BOE. No se trata de hacer actividades culturales, sino de vender el proyecto de una ciudad cultural. No se trata de que la ciudad esté bien comunicada, sino de ir de excursión a Fitur. Cómo vamos a extrañarnos luego del auge de la extrema derecha y de que los nuevos indignados voten a personajes como Alvise. Es a lo que lleva la superficialidad del debate político español. Pacten más y cuéntenos menos relatos. Para no dormir ya tenemos esa realidad de la que ustedes forman parte.

IDEAL (La Cerradura), 30/06/2024