miércoles, 5 de febrero de 2014

Montañita


Probablemente sea Montañita la población de Ecuador con más bares por kilómetro cuadrado. De hecho, esos bares están concentrados en un solo kilómetro donde también existe una concentración de jóvenes con ganas de juerga digna de un continente, pero que únicamente ocupan una pequeña ensenada protegida por cerros. Los hay ecuatorianos, chilenos, argentinos, colombianos, norteamericanos, españoles y, sobre todo, de esa otra nacionalidad indefinida donde se peinan con rastas, no suelen lavarse y fuman hachís y beben durante todo el día plantados en cualquier trozo de tierra. Ésa es la fauna que más abunda, y ha convertido un paraíso de la ecología y el surf en una taberna gigante donde vegetar al sol. Así parecen entenderlo también sus habitantes, cuyos negocios están enfocados en la misma dirección: restaurantes y pubs, fundamentalmente, junto con algunas tiendas de ropa y de recuerdos. Y en el recuerdo queda su pasado pesquero y agrícola y una relación más armónica con la naturaleza. Pero ¿cómo prescindir de esos negocios en los que se gana más dinero y con mayor facilidad? Hubo un tiempo en que Montañita fue un modelo de convivencia, con una comuna abierta y dispuesta a enseñar una forma de vida más tranquila y amable. Y quizá podamos recuperar las formas de vida comunitarias y ancestrales que nos conectan con el Buen Vivir del Ecuador.
El Telégrafo (Zoom del Ecuador), 1/02/2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario